El ocaso de las empresas rígidas y estancas

SONY DSC        photo credit: H.Adam via photopin cc

La tecnología no sólo está cambiando la forma en la que trabajamos, sino que no tardará también en cambiar expectativas y oportunidades.

Durante los últimos años ha habido un gran debate en torno a cómo el mundo digital está cambiando nuestra manera de trabajar.  Es evidente que las formas en las que nos comunicamos, interactuamos y colaboramos unos con otros están en el corazón de este cambio profundo.  Las nuevas herramientas digitales nos han puesto en contacto directo y contante con casi cualquier persona del mundo desarrollado con apenas coste o esfuerzo.

Pero las consecuencias de esta revolución tecnológica no sólo afectan a la forma de comunicarnos e interactuar, sino que también están afectando a la organización de las empresas y la esencia de los negocios que deben adaptarse a un entorno empresarial dinámico y volátil, abrirse a nuevas relaciones laborales (freetrainers), coexistir con la economía colaborativa (plataformas electrónicas de intercambio de productos y servicios) y las multitudes inteligentes (croudsourcing)

CONTEXTO EMPRESARIAL DINÁMICO Y VOLÁTIL

Estamos viendo como los estilos de dirección jerárquicos se están desmoronando al toparse con la complejidad inherente y el tamaño del moderno contexto de los negocios.  Uno de los desafíos más difíciles a lo que las empresas tendrán que enfrentarse es cómo  ser más flexible y adaptativas en un contexto de negocio dinámico y volátil, identificando y capitalizando las oportunidades, vadeando los riesgos y otros desafíos y respondiendo de manera rápida a los cambios del entorno.

Las empresas tradicionales, de estructura vertical y cultura rígida y estanca, son pesadas y lentas para realizar la adaptación necesaria en el contexto de una sociedad organizada en red. Esta rigidez las hace además poco permeables a los cambios necesarios para conectar con sus usuarios o clientes.  (Manifiesto Crowd_ la realidad viscosa_) 

Algunos autores consideran que la respuesta está en distribuir el control de tal forma que las decisiones puedan tomarse de la manera más rápida y próxima posible a los clientes, ya que no hay manera de que la gente responda y se adapte a los cambios rápidamente si antes de poder hacer nada tienen que pedir permiso.  En este artículo “The future is podular” (enlace en inglés), el autor propone una manera de hacerlo a través de unidades autónomas (pods) que puedan actuar y reaccionar rápidamente sin miedo a causar problemas a otras unidades de la empresa.  El objetivo del diseño “podular” es reducir la interdependencia a través de unidades autónomas y con capacidad de decisión, que estén focalizadas en resultados claros y que proporcionen valor a los clientes.  Estas unidades se coordinan entre ellas a través de una cultura organizacional clara y consolidada, y estableciendo estándares técnicos y de comportamiento.

Para algunas empresas la solución está en eliminar a los jefes de sus estructuras y en lugar de buscar managers, buscan gente capaz de dirigir su propio trabajo y producir algo en vez de mirar como otros producen.

Las organizaciones viscosas (lo contrario a rígida y estanca) aprenden a organizar el talento en lugar de organizar el poder (Manifiesto Crowd_ la realidad viscosa_)

Otras compañías han decidido prescindir del departamento de recursos humanos tradicional, ya que afirman que éste frena la innovación y atasca las empresas con políticas y procesos ineficientes.  Los profesionales digitales esperan que los líderes de la empresa los ayuden, orienten o guíen para alcanzar buenos resultados, pero no esperan nada de RR.HH.  Están acostumbrados a hacer las cosas por sí mismos y esperan tener un acceso directo a todo lo que les interesa en sus smartphones.

NUEVAS RELACIONES LABORALES

medium_9016988092
photo credit: Thomas Leuthard via photopin cc

Nos estamos alejando de los trabajos para toda la vida, con pensiones garantizadas y carreras profesionales únicas donde las empresas de estilos paternalistas cuidaban a sus empleados y empleadas como su familia hacia un modelo donde los principales actores, empresas y personas, serán mucho más autónomos, dinámicos y en busca de sus propios intereses.  La expresión más radical de esta nueva relación laboral la representa la figura del freetainer (enlace en inglés)Hablamos de una nueva relación contractual que permite a los empleados combinar los beneficios del freelance y el trabajo a tiempo completo, garantizando al mismo tiempo flexibilidad y seguridad.

Con este tipo de relación laboral, el empleado o la empleada puede personalizar su empleo desde el número de horas que quiere trabajar, las vacaciones o las condiciones específicas de los proyectos que le interesan, adaptando su salario y sus beneficios al acuerdo alcanzado. Se trata de pactos laborales transparentes y públicos.  Una vez incorporados a la empresa tienen acceso a todos los recursos y herramientas de la organización como un trabajador tradicional y, según sus capacidades, pueden pedir incorporarse a los proyectos que les interesen.  Los freetainers incorporan flexibilidad en la gestión empresarial.

Desde mi punto de vista, esta figura tiene sus claros y sus sombras, no dejas de ser un trabajador autónomo y debes gestionar tus impuestos, etc., pero por otro lado puedes diseñar tu trabajo absolutamente a tu gusto sin tener que preocuparte por captar clientes y beneficiándote de los recursos que la empresa pone a tu servicio (herramientas y equipos de trabajo).  Otra cuestión es como casa esta figura con la legislación laboral española y si estaríamos hablando de “autónomos económicamente dependientes”  que sí está contemplada.

LA ECONOMÍA COLABORATIVA

reconocimiento    
photo credit: maven via flickr cc

Se está produciendo un cambio en la relación de las personas con los negocios, ahora la gente simplemente puede juntarse virtualmente y crear valor compartido sin una empresa intermediaria.  Miles de plataformas electrónicas de intercambio de productos y servicios se expanden a toda velocidad en un abierto desafío a las empresas tradicionales.

Según este artículo publicado en El País el 21 de junio, la Red está llena de ejemplos que hablan del éxito de esta tendencia. Sabrina Hernández, una estudiante de la Universidad de San Francisco, cobra 40 dólares (30 euros) la noche, a través del sitio DogVacay, por cuidar perros en su casa, dice que gana al mes 1.200 dólares. Mientras que Dylan Rogers, un vendedor de coches de Chicago, recauda 1.000 dólares mensuales alquilando su BMW Serie 6 usado en RelayRides.  Éstas son dos voces entre millones que revelan el calado del cambio. Tanto es así que esta era de la economía compartida “crea nuevas formas de emprender y también un nuevo concepto de la propiedad”.

LA EMPRESA Y LA INTELIGENCIA DE LAS MULTITUDES

origin_6869479544
photo credit: Megathon Charlie via photopin cc

El crowdsourcing permite que, a través de una convocatoria abierta, sea más fácil aprovechar el talento de las multitudes.  Externalizar la creación ha generado controversias y críticas pero, también, ha permitido obtener resultados destacables.

Los espacios se transforman (coworking), también lo  hacen las metodologías (design thinking) y los procesos de innovación (crowdcreating).  Innovar ya no es una tarea intrínseca de un departamento o grupo de departamentos, sino que forma parte de un proceso permeable desde la organización hacia su exterior. (fuente Manifiesto Crowd)

Las tecnologías han cambiado la forma de comunicarse, relacionarse y organizarse de modo que las multitudes inteligentes se han convertido en un elemento clave para entender la nueva realidad (manifiesto crowd)

También puede interesarte:

¿Evolución, revolución o desaparición de los departamentos de recursos humanos?

¿Pueden las empresas funcionar sin mandos?

Los métodos tradicionales de selección de candidatos no funcionan

Un pensamiento en “El ocaso de las empresas rígidas y estancas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>