¿Pueden las empresas funcionar sin mandos?

origin_1541256366photo credit: pepe50 via photopin cc

Existen algunas empresas que ya lo están haciendo y bastante bien. 

En el mundo de los negocios es ampliamente aceptado que el empoderamiento de los trabajadores y trabajadoras es algo bueno, ya que es motivador, promueve la implicación con el éxito de la compañía y hace que cada cual dé lo mejor de sí.

Pero en los últimos tiempos estamos asistiendo a un movimiento que da un paso más allá llevando el empoderamiento a su máximo exponente.  No contestos con el aumento de responsabilidad y participación en la toma de decisiones, han optado por eliminar completamente a los mandos.

Un ejemplo de una organización sin jefes es la empresa de videojuegos Valve que cuenta con 400 empleados y una facturación millonaria.  Donde Google presume de que sus empleados tienen un 20% de tiempo libre para dedicarlo a lo que les interesa, Valve presume del 100%.

En esta empresa, nadie reporta a nadie. La gente forma equipos de forma natural para trabajar en proyectos que les interesa y son libres de unirse a otros proyectos formando nuevos equipos.  Esto crea una fuerza de trabajo completamente empoderada que elige en qué trabaja y cuando.   También elige donde, ya que las mesas de trabajo están equipadas con ruedas para que se puedan trasladar allí donde quieran trabajar en el edificio según el proyecto o el equipo con el que estén colaborando en cada momento.

La idea no es nueva, al menos en tecnología.  Valve utiliza un modelo llamado anarco-sindicalismo, una teoría económica cuyas raíces se remontan a principios del s. XIX y que se basa en equipos autoorganizados que trabajan juntos para alcanzar directamente los objetivos.

Para saber como lo han aplicado en esta empresa, te recomiendo leer “Valve new employee handbook” (enlace en inglés).  Aunque no todas las empresas tienen que funcionar exactamente de la forma que se describe ahí, este documento te dará una visión de las cuestiones que surgen en una organización donde este sistema está funcionando.

Valve opera de esta forma desde su creación, pero otras empresas, como la plataforma de formación Treehouse, lo han implando recientemente. Según explica su CEO, Ryan Carson (enlace en inglés), sus empleados usan un programa interno donde proponen nuevas ideas, si la propuesta consigue gente suficiente que quiera trabajar en ello empiezan el proyecto.

medium_11738724303photo credit: ch.weidinger via photopin cc

Jason Fried, presidente de 37 signals, empresa de aplicaciones web que también tiene implantada la estructura plana en su organización (enlace en inglés), opina que “una de las cosas que le gusta de esta forma de organización es que te libera de la dinámica tóxica de la relación trabajador vs mando, en la que ninguno entiende verdaderamente como es estar en el otro lado”.  En vez de buscar managers, la empresa busca gente capaz de dirigir su propio trabajo y producir algo, en vez de mirar como otros producen.

Pero incluso cuando el cambio a una organización plana consigue eliminar con éxito las tradicionales políticas de empresa, siempre aparecen obstáculos e inconvenientes.

En Treehouse tuvieron que prescindir de tres personas cuando implementaron el cambio, porque era evidente que no eran capaces de adaptarse a la nueva estructura.  Más adelante, tuvieron que prescindir de otras dos personas por bajo rendimiento.

En 37 signals, también tuvieron que prescindir de una persona que no se adaptó a la falta de promoción vertical.

Por lo tanto, antes de lanzarte a la aventura de montar una empresa sin jefes, estos son los aspectos que es necesario tener en cuenta:

Muchos empresarios tienen un fuerte ego que no desaparece por arte de magia.  Es posible que te sorprendas recurriendo a las viejas formas de gestionar, olvidando que ya no tienes un equipo trabajando a tus órdenes.  Es un hábito difícil de romper.

Hay que contratar teniendo presente la estructura.  Debes descartar a aquellas personas que basan su desarrollo profesional en conseguir ascensos, o lo que es lo mismo, contratar a aquellos que basan su desarrollo profesional en ser magníficos profesionales en su área, no jefes de profesionales en su área.  Se necesitan empleados que sean muy buenos en lo que hacen y que, además, tengan la suficiente flexibilidad para realizar otras cosas si fuera necesario.  No puedes olvidar que éstas serán las personas que tomarán las decisiones que afectarán al funcionamiento de la empresa.

medium_9016988092photo credit: Thomas Leuthard via photopin cc

Potenciar el liderazgo desde el trabajo de iguales.  Todo el mundo debe estar preparado para asumir responsabilidades y liderar cuando sea necesario, pero también deben escuchar a los demás cuando son otros los que están liderando.

Prepárate para pagar bien.  El hecho de que no haya jefes no quiere decir que pongas a la gente a asumir responsabilidades de gestión de la empresa y mantengas los sueldos bajos.  No obstante, el establecimiento del sistema retributivo es otro aspecto en el que los empleados y empleadas pueden estar involucrados.

La compañía necesitará más transparencia.  Si no existe una total transparencia, todo el experimento se vendrá abajo.

Para terminar, aunque las empresas que se muestran aquí con esta forma de organización del trabajo son tecnológicas, no hay razones intrínsecas por las que la estructura de no-jefes no pueda funcionar en otras industrias.

Lo fundamental es conseguir personas centradas en crear valor para la empresa, recompensarlo adecuadamente y aprender a quitarse de en medio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>