Edad, ¿variable estratégica o factor de discriminación?

large_3398634445photo credit: Jean-Marie HUET via photopin cc

Para bien o para mal, la edad sí que importa…

A pesar de que, en los últimos años, muchos países están tomando acciones para erradicar la discriminación laboral, estamos viendo como nuevas corrientes de discriminación están emergiendo.   Una de estas preocupantes tendencias es el etarismo o discriminación por edad, cada vez más extendida y situándose ya, en muchos países europeos, por delante del sexismo.

Lamentablemente la discriminación por edad en el mercado laboral y en los lugares de trabajo es real y puede manifestarse de muchas formas:

  • afecta a los dos extremos del rango de edades: trabajadores mayores y a los más jóvenes;
  • puede venir desde arriba o de parte de los compañeros y compañeras de trabajo;
  • puede manifestarse de forma tangible, por ejemplo cuando son despedidos o no son ascendidos de puesto, no son contratados para un nuevo trabajo, se les reducen las responsabilidades o no obtienen las mismas oportunidades de entrenamiento que otros;
  • o de una forma mucho más sutil, por medio de la actitud como la condescendencia, favoritismos con otros y acoso.

Sigue leyendo