Archivos de la categoría Reclutamiento y selección

Al talento también se le ponen barreras

large_1107219073 photo credit: Jean-Marie HUET via photopin cc

Todo el mundo habla de la necesidad de atraer y retener el talento e, incluso, en algunos sectores se habla de “guerra del talento” entre empresas.  Como en todas las áreas, aquí también han surgido enjambres de gurús, expertos y charlatanes (salvando las distancias entre cada grupo) que nos venden el remedio prodigioso para la gestión integral del talento.  Pero, en mi opinión, antes de lanzarnos a aplicar estas medidas, deberíamos intentar contestar las siguientes cuestiones: ¿Talento significa lo mismo para todas las empresas, para todos los puestos de trabajo, para todas las áreas? ¿Hemos definido qué es para nuestra empresa el talento? ¿Cuánto talento necesitamos en nuestra compañía?

Y una vez que parece que sabemos lo que queremos y nos disponemos a atraerlo o desarrollarlo aparecen nuevas preguntas: ¿sabemos identificar todo el talento? Y otra cosa importantísima  ¿nos interesa todo el talento o sólo el que reúne ciertas características de edad, sexo y condición social?

Sigue leyendo

Edad, ¿variable estratégica o factor de discriminación?

large_3398634445photo credit: Jean-Marie HUET via photopin cc

Para bien o para mal, la edad sí que importa…

A pesar de que, en los últimos años, muchos países están tomando acciones para erradicar la discriminación laboral, estamos viendo como nuevas corrientes de discriminación están emergiendo.   Una de estas preocupantes tendencias es el etarismo o discriminación por edad, cada vez más extendida y situándose ya, en muchos países europeos, por delante del sexismo.

Lamentablemente la discriminación por edad en el mercado laboral y en los lugares de trabajo es real y puede manifestarse de muchas formas:

  • afecta a los dos extremos del rango de edades: trabajadores mayores y a los más jóvenes;
  • puede venir desde arriba o de parte de los compañeros y compañeras de trabajo;
  • puede manifestarse de forma tangible, por ejemplo cuando son despedidos o no son ascendidos de puesto, no son contratados para un nuevo trabajo, se les reducen las responsabilidades o no obtienen las mismas oportunidades de entrenamiento que otros;
  • o de una forma mucho más sutil, por medio de la actitud como la condescendencia, favoritismos con otros y acoso.

Sigue leyendo

¿Pueden las empresas funcionar sin mandos?

origin_1541256366photo credit: pepe50 via photopin cc

Existen algunas empresas que ya lo están haciendo y bastante bien. 

En el mundo de los negocios es ampliamente aceptado que el empoderamiento de los trabajadores y trabajadoras es algo bueno, ya que es motivador, promueve la implicación con el éxito de la compañía y hace que cada cual dé lo mejor de sí.

Pero en los últimos tiempos estamos asistiendo a un movimiento que da un paso más allá llevando el empoderamiento a su máximo exponente.  No contestos con el aumento de responsabilidad y participación en la toma de decisiones, han optado por eliminar completamente a los mandos.

Un ejemplo de una organización sin jefes es la empresa de videojuegos Valve que cuenta con 400 empleados y una facturación millonaria.  Donde Google presume de que sus empleados tienen un 20% de tiempo libre para dedicarlo a lo que les interesa, Valve presume del 100%.

Sigue leyendo

Los métodos tradicionales de selección de candidatos no funcionan

Wheres Wally  1

Ni el expediente académico, ni la puntuación de los candidatos en test, ni las entrevistas de selección abiertas predicen el desempeño posterior en el puesto de trabajo.

Esa fue la contundente conclusión a la que se llegó en Google tras analizar todos los datos de sus procesos de selección y que Laszlo Bock, vicepresidente de Recursos Humanos de esta compañía, declaraba en una entrevista publicada en el New York Times en junio de 2013 sobre el análisis de grandes volúmenes de datos.

En la gestión de personas estamos en medio de un cambio masivo de paradigma.  Esto también se aplica al reclutamiento y selección, donde aún muchos están anclados en formas de pensar tradicionales.  No obstante, hoy en día todo está cambiando: se están rediseñando las funciones de los Recursos Humanos y poniendo en tela de juicio los métodos tradicionales, que a la luz del análisis de los resultados han mostrado su ineficacia.

Sigue leyendo